Falleció el creador de la Floralis Genérica

A los 92 años, falleció en EE.UU., el 28 de enero del 2010 el arquitecto Eduardo Catalano. Creador de la escultura cinética ambiental Floralis Genérica, que se exhibe en Recoleta, y uno de los arquitectos argentinos más prestigiosos
.


Sus amigos informaron que "murió en forma rápida y pacífica", en Cambridge, Massachusetts, EE.UU., país en el que residía desde 1951.

Catalano fue miembro fundador, en 2003, de Arquitectos Argentinos en el Mundo (AAM) y autor de seis libros sobre su pasión: la arquitectura. Había nacido el 1º de diciembre de 1917 en Buenos Aires, donde estudió arquitectura.

En 1950 fue nombrado profesor de arquitectura en Londres. Al año siguiente fue invitado a enseñar y luego a dirigir la Escuela de Diseño en Raleigh, Carolina del Norte, y desde entonces se radicó en los Estados Unidos. En 1953 construyó la Casa Raleigh, su vivienda, en la que aplicó sus investigaciones sobre paraboloides hiperbólicos.

En 1956 se estableció en Cambridge, New England, para ejercer como profesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Proyectó en 1960 la Ciudad Universitaria de la Universidad de Buenos Aires (UBA), junto con Horacio Caminos, y así se construyeron los pabellones de Arquitectura y de Ciencias Exactas, entre 1968 y 1973. Con Caminos también había participado, en 1949, en el proyecto no ejecutado de la Ciudad Universitaria de Tucumán.

En el campus del MIT diseñó el Centro de Estudiantes Stratton (1966) y la torre residencial Eastgate (1967). En Buenos Aires también diseñó la embajada de los Estados Unidos en 1975 y entre 1947 y 1962 creó, junto con Oscar Crivelli, el Edificio Mercado del Plata (1947-1962).
Toda su vida buscó para sus obras la luz, el espacio, la flexibilidad, y "esa imaginación y el poder de creatividad de la juventud", que había descubierto y exaltado en sus alumnos de la Facultad de Arquitectura (UBA) y del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Es autor de un sistema de prefabricación en hormigón armado con el que construyó en los Estados Unidos una serie de edificios institucionales de gran calidad espacial con criterios ecológicos en los que la luz y la vegetación son los protagonistas del espacio de trabajo.

La Nación 10 de febrero.

1 comentario:

  1. Qué mala noticia. Al menos siempre estará vivo en el Recoleta.

    ResponderEliminar