El acanto

Lic. Tamara Le Gorlois
Foto: Capitel compuesto de la Catedral Metropolitana (CABA).

En Facebook: Acanto

La palabra acanto es de origen griego (“akantha”), lo que significa "espina" (junto a las cuales salen flores blancas).

El acanto es una planta representada en la ornamentación, sobre todo de los capiteles corintios y compuestos de columnas. También es el diseño más reproducido en el fileteado porteño (sobre todo formando guardas que enmarcan otros diseños).

El capitel es el elemento más representativo del orden corintio y se lo reconoce como tal por su apariencia de campana invertida o cesta de la que rebosan las hojas de acanto, cuyos tallos dan lugar a volutas o espirales (caulículos) en las cuatro esquinas. Este orden va acompañado (al ser de origen griego) de columnas con fuste acanalado.

El orden compuesto no pertenece al grupo de los órdenes arquitectónicos griegos (dórico, jónico y corintio, indiscutiblemente representado con fuste acanalado), sino que, como el toscano, es un aporte romano a los órdenes clásicos (se presenta con fuste liso). En proporciones y elementos compositivos es idéntico al orden corintio, con dos salvedades: la basa (pieza inferior de la columna en todos los órdenes arquitectónicos excepto en el dórico) es más rica en molduras y se asemeja a un capitel dórico invertido, mientras que el capitel es una mezcla o composición (de ahí el nombre del orden) del capitel jónico y del corintio. Del primero toma las volutas de la parte superior y del segundo las hojas de acanto que adornan la parte inferior.
Como resultado de la caprichosa arquitectura ecléctica, muy presente en la urbe porteña, abundan ejemplos como el de la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, cuyos capiteles son clasificados dentro del orden corintio (griego), a pesar de que las columnas son de fuste liso (románico).


Leyenda del acanto (historia narrada por Vitrubio en los Diez libros de la Arquitectura)

Una joven de Corinto, apenas núbil, enfermó y murió. Su apenada nodriza, que la amaba profundamente, colocó en un canastito sobre su tumba algunos objetos que le pertenecían y eran de su preferencia y tapó la cesta con un ladrillo para evitar que la lluvia, el viento o los animales volcaran o revolvieran su contenido.
Bajo el canastito germinó una semilla de acanto, que con el tiempo fue creciendo hasta que sus hojas se toparon con el ladrillo, lo que obligó a las hojas a curvarse. Un día pasó por ahí el escultor Calímaco (Calimachus), conocido por el sobrenombre de Catatechnos (primer artífice) por la delicadeza con que tallaba el mármol. El escultor buscaba inspiración para un encargo de columnas que le habían hecho en la ciudad de Corinto. Fascinado ante la belleza de esta nueva forma, la incorporó en nuevos capiteles. El diseño fue muy del agrado de los corintios, que empezaron a incorporarlo a su arquitectura de tal manera que el nuevo capitel ornado con formas de hojas de acanto pasó a ser conocido como capitel corintio.


La planta

El acanto (Acanthus mollis) es una planta herbácea perenne originaria de las estepas africanas y asiáticas, también llamada “ala de ángel”, “oreja gigante”, “hierba gigante” “carnerona” o “yerba carderona”.

Desde la antigüedad fue usada en la región mediterránea en el cultivo de jardines, por lo que es común en España.

De su largo tallo (puede alcanzar 1,5 m. de altura) sale un conjunto de hojas dispuestas en forma de espiga con pequeñas espinas de color carmesí-rosado. Las hojas son basales, arrosetadas, grandes (35-50 cm. de longitud), brillantes y lobuladas, parecidas a las del cardo. Son de belleza ornamental y dan un aspecto señorial junto a su larga espiga floral.

El fruto en una cápsula con cuatro semillas. Se propaga por semillas, por división de mata o por esquejes de raíz.

Vive en rocas, pircas y/o lugares frescos, siendo la única especie de la familia de las acantáceas que crece silvestre espontáneamente.

En la medicina popular, la raíz y hojas son utilizadas para fabricar enemas contra la disentería, hemorroides, inflamaciones, como astringente, antidiarreico, expectorante, y en uso externo, como cicatrizante.


Glosario:
• Arrosetado: Dispuesto en forma de roseta o rosetón.
• Basa: Arq. Asiento sobre el que se pone la columna o la estatua. Pieza inferior de la columna en todos los órdenes arquitectónicos excepto en el dórico.
• Lobulado: Que tiene forma de lóbulo.
• Voluta: Arq. Adorno en forma de espiral o caracol, que se coloca en los capiteles de los órdenes jónico y compuesto.


Fuentes consultadas
Cuentos y Leyendas de la Mitología Griega. Claude Pouzadoux. Espasa-Calpe, S.A. (1999).
Diccionario de Botánica. V. H. Heywood. Editorial Labor. (1993).
El Jardín Mediterráneo, de Vv. Aa. Susaeta Ediciones, S.A. (2008).
Entender La Arquitectura: Sus Elementos, Historia y Significado. Leland M. Roth. Editorial Gustavo Gili, S. L. (2003).
http://www.arquitectura.com/
http://www.todoarquitectura.com/
Introducción a La Historia de la Arquitectura: De los Orígenes al Siglo XXI. Alonso Pereira, José Ramón. Editorial Reverte S.A. (2005).

1 comentario:

  1. ¡Excelente! Gracias, Tamy.
    Y muy buenas las fotos.

    Mariela Rossi
    UM

    ResponderEliminar