Casa de la Cultura del Fondo Nacional de las Artes, ex casa de Victoria Ocampo

Rufino de Elizalde 2831 (Palermo, CABA).

La casa de Rufino de Elizalde 2831 fue la primera casa racionalista de Buenos Aires y uno de los ejemplos más representativos del modernismo en nuestro país.

Ciclos con entrada libre y gratuita.
Ver programa en http://www.fnartes.gov.ar/casa1.html

Sobre un terreno de 862 m2, la superficie cubierta de la casa es de 900 m2 (construcción de tres plantas) y fue proyectada y construida por el arquitecto Alejandro Bustillo (en 1928), por encargo de Victoria Ocampo.
La casa está rodeada por una bella arboleda y Le Corbusier la ponderó en su único viaje a Buenos Aires (en 1929).
Se basó en un proyecto que Victoria le pidió a Le Corbusier, y en el diseño de varias casas europeas construidas por el arquitecto suizo. De líneas depuradas, paredes blancas, mobiliario moderno y muy poca decoración, Victoria tuvo que soportar la oposición del vecindario que la acusó de afear el barrio.

El austero tratamiento de las superficies con una equilibrada proporción de llenos y vacíos, el manejo de la luz natural en los interiores y su fluida relación con el exterior, la continuidad espacial sin ornamentos, son rasgos que hacen a su modernidad. Una foto de 1931 muestra el grupo fundador de la revista Sur en su escalera, revelando el vínculo del edificio con la cultura argentina. En la foto aparecen Victoria Ocampo y Jorge Luis Borges, entre otros intelectuales destacados de la revista Sur.


Ahora es sede del Fondo Nacional de las Artes y se realizan allí las más variadas actividades culturales. Alberga una colección permanente de obras de arte y su valiosa biblioteca. Hay planos fidedignos de la documentación original producida por Bustillo.
Para cumplir con las actividades culturales, se diseñaron baños para el público, guardarropa, aire acondicionado y sistemas de seguridad. No se han tocado los hogares de leña --bellas piezas art-déco-- ni los artefactos de iluminación embutidos en las paredes, ni los pisos ni las habitaciones de los pisos altos, que eran los aposentos de la propietaria.

1 comentario:

  1. Victoria Ocampo!!! Admirable tu labor y tu aporte!!!
    Gracias por tu legado.
    Verónica Iungman

    ResponderEliminar